Ponte a ello‎ > ‎

CD profesional

Un CD de calidad es uno de los materiales fundamentales a la hora de promocionarte. Debes plantearte el CD como una tarjeta de presentación más que como un medio de obtener ganancias ya que los costes de producción son elevados y necesitarás vender muchos para poder obtener rendimiento económico. Cada vez que acudas a alguna reunión o cita importante debes llevar un dossier con CD de buena calidad.


Ahora bien, grabar un CD de calidad no es ni sencillo ni económico, aunque es una inversión que sin duda tienes que hacer si quieres entrar en el circuito profesional.


La grabación de un CD se divide en varias fases:


PRODUCCIÓN:


Es la grabación física del audio. Tienes que contar con una buena sala, con una acústica de buena calidad y si es grande mejor aún. Normalmente puedes alquilar algunas salas de conciertos para la ocasión, como auditorios de conservatorios, etc. o si tienes un proyecto interesante puedes proponerlo a algún auditorio de tu ciudad. Pueden hacerte un buen precio o incluso cederte la instalación por unas horas a cambio de poner su Logotipo en el libreto del CD.


Si la grabación lleva piano, contacta con el técnico de la sala para poder tener el instrumento en óptimas condiciones para la sesión. Si la sesión dura varios días asegúrate de que podrá estar disponible por si surge cualquier eventualidad (rotura de cuerdas, etc).


Necesitarás un técnico de sonido con un buen equipo. Es muy importante la calidad de los micrófonos, así como su situación durante la grabación para sacar unas buenas tomas. Dependiendo de su localización podrán captar mayor o menor resonancia, armónicos y demás matices que enriquecen la calidad del audio. Tener alguien de confianza que sepa recoger lo mejor de las tomas que hagas es fundamental.


Muchas veces nos confiamos, creemos que todo puede arreglarse en la postproducción en estudio, y es un error. Desde el principio la calidad debe prevalecer para poder tener un buen material sobre el que corregir o mejorar.


POST PRODUCCIÓN:


Es la edición y masterización del CD. 

Se trabaja con programas de ordenador específicos como Protools o Cubase, todo ello para hacer una verdadera recreación de las pistas que has grabado.


Puedes arreglar pequeños fallos de las tomas, e incorporar efectos de pequeñas reverb en puntos deseados,  efectos de fade in o fade out, ajustar niveles, ecualizar, etc.


Es importante en música clásica no abusar de los efectos o las reverb ya que pueden falsear bastante una grabación. Si quieres probar efectos en determinados momentos de las tomas, te aconsejo abrir pistas nuevas y guardarlas todas para luego poder elegir con calma la que más se ajusta a lo que quieres. Durante este proceso tómate tu tiempo para elegir las pistas, ya que a veces solemos acabar saturados con tanta música en una sola sesión.


La masterización es como el esmalte final.  En este proceso se trata ajustar los niveles, resaltar determinadas dinámicas, y en definitiva potenciar todo lo que pueda hacer de tu CD un producto de calidad.


Por lo general, es recomendable que puedas estar presente en todas las fases para valorar las distintas tomas, y decidir sobre las distintas pistas siendo partícipe de todo el proceso.


DISCOGRÁFICA 


Una vez que tienes el MASTER o producto terminado, puedes contactar con una discográfica para que te lleve todos los pasos de impresión de copias del CD, de elaboración del arte gráfico para el diseño del libreto y de la galleta del CD, elaborar los textos, etc.


Es importante que la discográfica que elijas tenga buenos medios de distribución para asegurarte que tu CD llega a todas partes. Además de la distribución física del producto también debe haber parte del presupuesto dedicado a la promoción del mismo, tanto online como a nivel físico con presentaciones al público, etc. Hoy en día hay muchos CDs en el mercado y no todos llegan a todo el público, solo una buena distribuidora con adecuadas campañas de promoción podrá situar tu CD en una posición relevante.


Recuerda que estamos en el Siglo XXI, la era de las comunicaciones. Si tienes un buen CD pero acaba guardado en un cajón será un trabajo y un dinero inútil.


Actualmente existen dos compañías que están funcionando muy bien y son Naxos y Ibs Classical.