Entrevistas

Claves para realizar la entrevista

Una entrevista es un diálogo formal entre seleccionadores y candidatos a un puesto de trabajo con el fin de obtener información sobre el mismo. Debe servir para identificar con eficacia al aspirante más adecuado. Para ello es necesario que los seleccionadores puedan reunir toda la información sobre ti que  les permita prever tu comportamiento y tu rendimiento en el trabajo. 

Se trata de una fase decisiva en el proceso de contratación y deberás prepararla con la máxima atención.

El seleccionador te hará un cuestionario según el puesto de trabajo. Las más usuales son:

Estudios

  • ¿Por qué se decidió por estos estudios?
    ¿Qué asignaturas te gustaban más? ¿En cuáles destacabas?
    ¿En que campo crees que son útiles los conocimientos que has adquirido?

  • Experiencia laboral
    ¿En qué empresas has trabajado? ¿Qué cargos ocupaba? ¿Cuáles eran sus funciones?
    ¿Qué era lo que más te gustaba de esos puestos y lo que menos? ¿Qué dificultades supusieron? ¿Por qué ya no sigues?

  • Personalidad
    ¿Cómo te defines como trabajador?
    ¿Cómo te defines como persona?

  • Autoconfianza
    ¿Por qué crees que estás capacitado para este trabajo?

  • Motivación
    ¿Por qué te interesa entrar en esta empresa? ¿Qué relevancia tiene para ti el cargo que ofrecemos?
    ¿Qué esperas de nosotros? ¿Y qué crees que puede aportar?
    ¿Cuáles son tus intereses profesionales?
    ¿Cómo ves tu futuro profesional a medio/largo plazo?

  • Problemas de disponibilidad
    ¿Tienes preferencia por algún horario?
  • ¿Disponibilidad para viajar?

  • Preguntas que debes hacer
    ¿Cuáles son tus obligaciones? 
  • ¿Cuál es tu horario y tu sueldo?
  • ¿Cuál es la duración del contrato?
  • ¿Con cuántos compañeros voy a trabajar y quiénes serán mis superiores?
  • ¿Qué posibilidades de promoción existen?

Consejos útiles

  • Entérate bien antes de acudir a la entrevista sobre la empresa y el puesto que ofrecen y piensa si encajas en el perfil que están buscando y por qué.
  • Escribe en un papel tu respuesta a las preguntas anteriores y piénsalas bien antes de acudir a la entrevista. Eso hará que te sientas más cómodo.
  • En una entrevista el seleccionador estará atento a todo, desde tu imagen física, tu forma de vestir hasta tus gestos y tu forma de expresarte con claridad
  • Intenta hacer alusiones a tu experiencia previa o tu currículum, eso aportará más credibilidad y seguridad a tu discurso.
  • Ensaya tus gestos delante de un espejo. Un buen entrevistador estará atento a la comunicación no verbal ya que es una gran fuente de datos. Unir las puntas de los dedos indica confianza. Acariciarse la barbilla, reflexión. Mirar de reojo, recelo. Los brazos cruzados, actitud defensiva. Los puños cerrados, agresividad. La cabeza apoyada en el brazo, los bostezos y la mirada perdida, desinterés, etc.
  • Controla los síntomas de nerviosismo como el carraspeo, los movimientos repetitivos o la rigidez corporal. 
  • La puntualidad, la corrección en el trato, el aseo y el vestuario que elijas también revelan rasgos de tu personalidad.