Aprovecha tus conciertos

Un concierto es una excelente plataforma para darte a conocer cada vez a más gente, incluidos posibles promotores o nuevos patrocinadores, no hay mejor manera de acercarte al publico que un concierto. 

Por mucho que hagas entrevistas, que envíes CDs, estas acciones nunca tendrán la fuerza del directo. Allí pueden conocer en vivo y en directo tu carrera y podrás demostrar tus cualidades sin filtros, de forma empírica.

Lo mejor que puedes hacer es un plan de promoción adecuado para rentabilizarlo.


Antes del concierto:


Ponte de acuerdo con el promotor del evento sobre estrategias de comunicación.


Lo habitual es que compartas los contenidos del concierto en redes sociales e internet. Debes comenzar a hacerlo un mes antes de la fecha para poder hacer recordatorios semanales y que realmente sea efectivo.


Invita a tus amigos y a "amigos de amigos". 


Manda un mail a todas las personas relevantes que conozcas y que en un momento dado puedan ofrecerte alguna ayuda. Hazlo tú personalmente. No esperes que alguien (mánager o promotor) lo haga por ti, no tendrá la misma fuerza. Insiste en que es una ocasión especial para ti y te gustaría contar con su presencia.


El día del concierto:


Atiende cordialmente a todos tus invitados, ya sean amigos o personas relevantes que hayan acudido a escucharte.


Prepara material promocional para la gente que acude al concierto. A todo el mundo le gusta llevarse folletos. Si tienes CDs grabados pregunta al promotor la posibilidad de vender los CDs a la salida a un precio asequible y asegúrate de firmarlos a los interesados. Habla con ellos y asegúrate de que conozcan tu presencia en redes sociales, ten por seguro que te buscarán. Ya has conseguido nuevos seguidores.


Al finalizar el concierto es el momento ideal para saludar a todo el mundo. ¿Has pensado la posibilidad de organizar una pequeña recepción para los amigos-conocidos? Si no cuentas con posibilidades para organizar un cátering en el propio evento, las típicas cañas de después de un concierto, en un sitio adecuado cerca del evento pueden dar mucho juego si lo organizas bien.


Ofrece a las personas relevantes la posibilidad de acudir al evento post-concierto y en caso de que no puedan asistir emplázales para un nuevo encuentro (que te encargarás de proponer vía llamada telefónica al día siguiente).


El día después:


Asegúrate de agradecer a todo el mundo su presencia. Con los que tengas contacto directo hazlo vía teléfono o mail, con el resto a través de redes sociales.


Considera que en la sociedad actual todos estamos saturados de información de eventos y debes apreciar que hayan elegido el tuyo frente al resto de la oferta existente.


como rentabilizar tus conciertos